4 millones de hl serán destilados según acuerdo del Magrama y el sector.

Según informa el portal web para el profesional de la industria vitivinícola, tecnovino, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) ha comunicado que tras un acuerdo con la mayoría de representantes del sector del vino, se destilarán 4 millones de hl para fines energéticos o industriales tras la aprobación de una norma de comercialización para la actual campaña 2013/2014 que tiene como objetivo de aliviar la situación actual de stock, los problemas de capacidad y para reactivar los mercados.

La reunión entre el director general de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Fernando Miranda con representantes del sector vitivinícola se mantuvo el pasado 9 de julio en la que se acordó destilar 4 millones de hl de vino para solucionar el problema de excedentes de vino concentrados en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha.

La mayoría de organizaciones representativas del sector, salvo UPA ha acordado con el Magrama una destilación obligatoria de cerca de 4 millones de hectolitros de vino (blanco y tinto) para usos industriales.

Esta norma de comercialización se plasmará de forma inmediata en un Real Decreto y se deriva de la aplicación del artículo 167 de la OCM Única, para mejorar y estabilizar el funcionamiento del mercado común de los vinos, que supone un nuevo instrumento para la regulación del sector.

Tecnovino-Magrama-sector-destilar-4-millones-hl-de-vino

Como complemento de la aplicación de esa norma, el Ministerio ha planteado un Plan de actuaciones que en su conjunto permitirán regular la oferta, estabilizar los mercados y mejorar la organización y coordinación de este sector.

La reunión ha finalizado con el acuerdo de este Plan, que implica el cumplimiento de una serie de compromisos, tanto por parte del sector como del Ministerio, entre los que se encuentran el desarrollo normativo para el reconocimiento de las organizaciones de productores y la constitución y puesta en marcha de la interprofesional. También contempla continuar con la defensa en contra del uso de la chaptalización y otras medidas que permitirán una mayor información del sector y la autorregulación del mismo.

El director general de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha finalizado la reunión felicitando a las organizaciones que han apoyado el acuerdo y, en especial, la aplicación de una norma de comercialización, por considerar que han realizado y realizarán un gran esfuerzo para ponerla en marcha, lo que demuestra su gran responsabilidad y su apuesta decidida por la autorregulación y por convertirse en los protagonistas de estabilizar los mercados.

El secretario de Organización de UPA (Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos) Castilla-La Mancha, Ramón Gómez ha justificado la negativa de esta organización de sumarse al acuerdo general porque, en su opinión, se necesitaba otra medida “extraordinaria” como era una destilación de crisis propiamente dicho (con ayudas del Ministerio de Agricultura) y no como la retirada actual (sin ayudas).

El responsable de vino de la organización agraria COAG (Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos), Alejandro García Gasco, ha afirmado que “no ha habido otra” que aceptar la destilación de vino sin ayudas que proponía el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) para eliminar excedentes.

Según ha explicado a Efeagro García Gasco, el acuerdo alcanzado (a excepción de UPA) permitirá retirar de forma permanente del mercado -sin ayudas públicas- un máximo de 4 millones de hectolitros de vino (tinto y blanco) para destinarlo a usos industriales. Una medida que se hará obligatoria para aquellas cooperativas que tengan un rendimiento superior a 80 hectolitros por hectárea según la media de las últimas cuatro campañas y que tengan unos determinados niveles de existencias considerados excesivos en las fechas próximas a la publicación del Real Decreto ministerial, ha explicado.

El responsable de COAG ha explicado que queda por decidir el calendario de entrega de ese vino que se destilará y planificar los trabajos de las destiladoras, a las que se les amontonará el trabajo, porque coincidirá con la actividad que en este mismo ámbito realicen durante la próxima vendimia.

García-Gasco ha recordado que COAG defendía una destilación extraordinaria o de crisis con ayudas públicas, pero ante la negativa del Magrama de aceptar esta posibilidad, que también permite la normativa de la Comisión Europea, el sector se quedaba sin alternativas para eliminar los excedentes de vino.

“El Magrama siempre se ha negado a una destilación con apoyo económico de la Administración General del Estado”, según ha afirmado, por lo que el sector no tenía más opciones para eliminar un porcentaje de vino de forma permanente mediante una destilación con destino a usos industriales (como los biocarburantes). “Se ha visto además la disposición del sector alcoholero a sufragar algo el coste de esta destilación“, ha subrayado. “Hace falta hacer espacio en las bodegas y cooperativas para el vino de la nueva campaña y era imprescindible eliminar millones de hectolitros” mediante esta medida puntual, en el corto plazo. No obstante, ha reconocido, que es necesario adoptar otras medidas de autorregulación sectorial en el medio y largo plazo.